Archive for the ‘Grupo PRISA’ Category

El renacer del periodismo

febrero 11, 2010
Hace tiempo que perdí la confianza en el periodismo. Todos los canales de televisión, emisoras de radio y prensa se rigen por un poder superior que les obliga a decantarse por un lado u otro de la balanza. La credibilidad informativa ha desaparecido como tal dejando hueco a una panda de charlatanes y vividores que no saben ni donde tienen la cara. En España hay casi cinco millones y medio de parados y ningún medio de comunicación se hace hueco de la noticia. Sin embargo, todos dedicaron horas y páginas completas de periódicos a Haití porque eso sí es cool. Allá donde haya un cadáver acudirán como buitres en busca de carroña. Es una vergüenza que en un país “desarrollado” como España nos dejemos guiar por esta mafia.
Ante este panorama, imaginaos cuál fue mi sorpresa al descubrir que en Brasil, ese país casi tercer mundista que nos robó los Juegos Olímpicos, aún existen periodistas que creen poder acabar con las injusticias del día a día con su palabra. Un verdadero ejemplo de lo que hoy en día falta en España: cojones.

La hormiga y la cigarra

junio 1, 2009


VERSIÓN CLÁSICA

La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante. Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno.

La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano haciendo turismo, bailando y de juerga.

Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera. Mientras tanto, la cigarra tiritando y sin comida, muere de frío.

FIN.

VERSIÓN ESPAÑOLA

La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante. Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno.

La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano haciendo turismo, bailando y de juerga.

Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera.

Un día, tiritando a la salida de un bar de copas, la cigarra organiza con La Sexta una rueda de prensa en la que se pregunta: ¿por qué la hormiga tiene derecho a vivienda y comida cuando quiere, cuando ella, tiene frío y hambre?

Cuatro, las cadenas de tv estatales y la SER organizan un programa en vivo en el que la cigarra sale pasando frío y calamidades, y a la vez muestran extractos del vídeo de la hormiga calentita en su casa y con comida en la mesa.

Los españoles se sorprenden de que en un país tan moderno como el suyo dejen sufrir a la pobre cigarra, mientras que hay otros que viven holgadamente. Las asociaciones contra la pobreza se manifiestan delante de la casa de la hormiga. TVE1 transmite en directo la protesta.

Los periodistas de El País y El Periódico escriben una serie de artículos en los que cuestionan cómo la hormiga se ha enriquecido a espaldas de la cigarra e instan al Gobierno de ZP a que, en solidad, le aumente los impuestos a la hormiga.

Respondiendo a las encuestas de opinión, el Gobierno de ZP elabora una ley sobre igualdad económica y promueve en el Congreso una ley anti-discriminación, con carácter retroactivo contra las hormigas.

Los impuestos de la hormiga han sido aumentados y, como no tiene suficiente dinero para pagarlos, Garzón le embarga la casa.

Desesperada, la hormiga se va de España.

La antigua casa de la hormiga se convierte en un albergue social para cigarras, pero la casa se deteriora rápidamente porque nadie hace nada para mantenerla en buen estado. Al reprocharle este hecho al Gobierno, éste pone en marcha una comisión de investigación que costará diez millones de euros.

Entre tanto, la cigarra muere por una sobredosis de cocaína y la antigua casa de la hormiga es ocupada por una banda de arañas marroquíes inmigrantes. El Gobierno de ZP se felicita en tv por la “pluralidad cultural de España, ejemplo del éxito de la Alianza de Civilizaciones”.

FIN

e Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>