Archive for the ‘Bancos’ Category

Que se metan las casas por el culo

abril 1, 2010

Si últimamente te ronda por la cabeza la idea de comprar una vivienda piénsatelo dos veces y no lo hagas. La sobrevaloración en el precio de la misma solo es equiparable a la poca vergüenza de la corruptocracia que mueve los hilos para que esto siga siendo así. Vale que el precio haya bajado un poco, pero el tamaño de la burbuja en que se encuentra inmenso sigue siendo inversamente proporcional a la agudeza mental de los pepitos que en su día decidieron hipotecarse de por vida en un zulo sin futuro. Recuerda este proverbio: “nunca cojas un cuchillo cuando cae”.
Para colmo de la desdicha el Observatorio Joven de Vivienda del Consejo de la Juventud de España informa en su último boletín que un joven español para poder acceder a una vivienda sin endeudarse en exceso debería ganar 2.484,92 euros al mes (29.819 euros anuales), lo que representa un 96,77% más de lo que cobra en la actualidad de media. Dicho de otra forma, el doble.
Al interpretar estos datos cualquiera podría pensar que se está hablando del salario de un joven español que trabaja en el extranjero. Así nos va. El error está en no querer ver (porque no interesa) que la verdadera solución pasa porque el precio de la vivienda sea la mitad del que es ahora. Mientras tanto promotores, constructores, inmobiliarias y bancos pueden meterse las casas por el culo. Solo cuando ellos quiebren nuestras economías domésticas renacerán y nuestro poder adquisitivo volverá a ser “normal”.
La cultura española, más cercana en ocasiones a ideales sudamericanos que al resto de Europa, nos impide comprender el verdadero paradigma de la vida. Comprar una casa es malo, muy malo, por diversos razonamientos:
  1. El exceso de compra de vivienda y su inherente especulación son los factores que nos han llevado a la situación actual.
  2. Comprar implica endeudarse y atarse a un bien inmueble de por vida, por lo que se pierde movilidad.
  3. Si yo me compro una casa y la hereda mi hijo, que a su vez se compra otra casa y dona ambas a mi nieto… y así hasta la eternidad, ¿cuantas casas tendrá mi tataranieto? Es simple, comprar casas no es sostenible a largo plazo.
Mi propuesta es buscar una opción intermedia entre la compra y el alquiler. Quizás un alquiler con opción a compra, una propiedad compartida de la casa. El ocupante paga con una entrada parte de la casa, adquiriendo ese porcentaje de propiedad. Cada mes deberá pagar una cuota como “alquiler” en función de el porcentaje de propiedad de la casa al propietario original. Si paga más que esa cuota, gana propiedad sobre la casa, teniendo posteriormente que pagar menos de alquiler. Si paga menos, pierde propiedad sobre la casa. En cualquier momento el ocupante puede traspasar sus derechos sobre la casa a un nuevo ocupante (venderla).
Las otras soluciones pasan por meterle fuego a los bancos o por ocupar las ciudades fantasmas que las promotoras construyeron en pleno boom. Un poco más violento sí, pero no menos eficaz.
Anuncios

Las pensiones según Forbes

febrero 26, 2010
Nadie como Forges para mostrar con su particular tono irónico y sarcástico la cruda realidad del panorama nacional. Sobran mas comentarios:

Guía práctica de la enfermedad de España

febrero 9, 2010
En cuatro puntos, para no ser pesado:

1. La deuda pública.

A pesar de que el ratio deuda/PIB (nivel de endeudamiento del Tesoro respecto a nuestro PIB) es relativamente “bajo” en comparación con otros países (llegaremos al 66% en 2010), España tiene una excesiva dependencia a la financiación a corto plazo. Esto es, cuando el Tesoro emite deuda, lo hace mayoritariamente a través de letras a 3 y 6 meses, que, por otra parte, son más baratas. Esto se ve en el calendario de vencimientos de deuda: para este año, España tendrá que devolver 125.000 millones de euros. ¿Cómo se devuelve tanto dinero? Emitiendo más deuda, con el riesgo que supone que, en las actuales circunstancias de incertidumbre y déficits disparados, nadie se atreva a comprarnoslas. Por si no lo sabeis, Lehman Brothers también tenía un exceso de deda a corto plazo. Un día se encontró con que nadie le compraba nuevas emisiones y, por tanto, no podía devolver los vencimientos de las ya emitidas. El triste final de este banco lo conocemos todos.
2. Los bancos.
Hasta ahora, España ha podido presumir de tener un sistema financiero “robusto”, pero este argumento está a punto de acabarse. Gracias a la financiación regulación del Banco de España y a la caridad de ZP, las entidades se llenaron de reservas en la época buena por si llegaban tiempos peores. Esas reservas han amortiguado la crisis en 2008 y 2009, pero muchos bancos y cajas están a punto de agotarlas. ¿Qué pasará cuando una entidad agote su capital? El Estado ha creado un fondo (el Frob) para seguir tirando el dinero esos casos, pero dudo mucho que su actual cuantía sea suficiente para salvar a todos. Así que habrá que hacer más grande el Frob a base de nuevas emisiones de deuda. Mal asunto… Y todo esto sin hablar de sus balances irreales y sobrecargados de viviendas (que ellos valoran al precio de mercado en pleno boom) que tendrán que salir a subasta por cuatro duros…
3. Sin reformas estructurales.
El Gobierno dice que en 2010 saldremos de la recesión. Y digo yo: ¿y qué? En el caso de que fuera cierto España podría pasarse (y se pasará) los próximos tres o cuatro años (siendo optimista) creciendo a un miserable ritmo del 0,5%, lo que es casi lo mismo que estar estancado. Eso impedirá crear empleo y reducir significativamente la tasa de paro. Nada de eso se logrará sin reformas estructurales que impidan que, en una época de crisis económica, se destruya tanto empleo. Y eso tiene mucho que ver con la baja productividad de los españoles. Así que es hora de hacer reformas de calado, muchas de las cuales serán dolorosas pero inevitables para los trabajadores. Si el desgobierno Gobierno no actúa ya, nuestra credibilidad en el exterior seguirá debilitándose, los inversores nos exigirán cada vez más interés por financiarnos y la peligrosa bola en la que nos hemos metido se hará cada vez más grande.
4. Falta de credibilidad.
El problema de España es que nadie se cree que estemos haciendo algo para cambiar las cosas. Y es que, efectivamente, no lo estamos haciendo. Y no será porque no nos lo han advertido la UE, el FMI e incluso algunos economistas de estos “famosillos”: o cambiamos nuestro modelo con reformas contundentes, dolorosas y creíbles o que Dios nos coja confesados. Pero parece que en este país los sindicatos tienen el poder de decidir qué se hace y qué no. No son capaces de echarse a la calle cuando hay más de cinco millones de parados pero sí amenzan con un huelga por cualquier gilipollez que no le importa a nadie.
El economista jefe de Citigroup dijo hace poco una frase que lo resume todo. “España tiene tres alternativas: dolor, quiebra o inflación”.

El Banco de España detecta que la gente ya se agacha para recoger las monedas de cinco céntimos.

febrero 2, 2010

En `El Garrofer´ han realizado un importante estudio y han llegado a la conclusión de que la mayoría de los españoles hemos empezado a agacharnos para recoger del suelo las monedas de cinco céntimos que se nos caen o encontramos por azar. Según el Banco de España, hasta el año pasado el mínimo por el que la gente estaba dispuesta a tomarse la molestia era de diez céntimos.
Algo parecido ocurre al recibir el cambio en una cafetería: antes, si la calderilla era sólo de color cobrizo se dejaba de propina en el platito, pero ahora se seleccionan como mínimo las piezas de cinco céntimos y se guardan para una posible necesidad futura.
“Es verdad que yo y más gente que conozco hemos empezado a recoger las monedas de cinco céntimos”, dijo un señor que pasaba por allí. “Porque pueden parecer poca cosa, pero juntando veinte tienes un euro”.
La ministra de Economía, Elena Salgado, no refutó los datos aportados por el Banco de España pero quiso restar alarmismo a la situación ya que según sus palabras, “la cosa sólo será verdaderamente preocupante cuando la gente empiece a agacharse para coger las de dos y un céntimo”. “Hasta ese momento se puede decir que nuestra economía va bien”, dijo Salgado.
A este respecto, Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España, afirmó que según las previsiones del Banco de España, ese momento fatídico podría llegar antes de Semana Santa.
La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega pidió públicamente a Fernández Ordoñez que no alarme a la población ya que “ni yo ni nadie hemos visto nunca a nadie agacharse para coger una moneda de dos céntimos, y mucho menos de uno”.
Consultadas por El Garrofer, un grupo de amas de casa de Moratalaz dijeron que estarían dispuestas, llegado el caso, a agacharse para coger las monedas de menor valor, “siempre que no estuvieran en el suelo de un urinario público”.

España, ¿tocada o hundida?

enero 31, 2010

Cada vez son mayores los rumores que apuntan al colapso del sistema financiero español. Los medios de comunicación españoles hablan de Grecia y su delicada situación económica, pero se olvidan de mencionar  nuestra situación made in Spain. A mí me hacen gracia los alemanes mostrando el rabo metido entre las patas. Hace unos años, en plena burbuja inmobiliaria, veían España como una inversión segura y mandaron trailers y mas trailers cargados de euros desde los bancos alemanes hasta los españoles. Como las casas se vendían todos felices y unas rentabilidades de infarto para ellos. El problema viene ahora cuando se han dado cuenta de que nuestro sistema financiero está colapsado por la deuda que ellos mismos propiciaron y que este año tenemos que devolver 211.000 millones entre bonos y letras.
Las primeras cagaleras se divisan en el horizonte y Deutsche Bank recomienda vender la deuda española, además de hacer saltar la liebre con la posibilidad de que tal vez sería interesante echarnos del euro por lo que pueda pasar el día de mañana.
Según Alberto Noguera la solución española pasaría por intentar exportar la crisis tal y como hicieron los norteamericanos hace un par de años. Tendríamos que reflexionar y hacernos tres preguntas:
1. ¿Hay alguna posibilidad de generar suficiente dinero para devolver lo que se debe sin recibir más crédito?
2. ¿Puede mantenerse la estructura del Estado tal y como está si el crédito se corta completamente?
3. ¿Puede evitarse la suspensión de pagos en un futuro próximo si el crédito se corta completamente?
Dado que la respuesta a las tres preguntas es un no rotundo, la mejor opción a día de hoy es que el estado se declare en suspensión de pagos cuanto antes. Como somos europeos y el euro duele nuestros vecinos y colegas tendrán que meter la zarpa en nuestra economía si no quieren hundirse con nosotros. Cualquier otra medida (Planes E, jubilaciones a los 67, subida de impuestos, fusiones de cajas, etc) no harán sino alargar nuestra agonía y empeorar la situación. No hacer nada sería la segunda peor opción, solo por detrás de hacer las cosas de forma atropellada y sin sentido como las hace ZP.
La verdad es que hemos creado la tormenta perfecta y pase lo que pase y hagamos lo que hagamos lo tenemos muy negro por tantos años de excesos negando la gravedad de la situación. Aquel círculo virtuoso de la época de Rato en que cada vez la economia iba a mejor y a mucho mejor nos ha llevado a un circulo vicioso del que vamos a tardar décadas en salir.

Los bancos también son solidarios

enero 24, 2010

Un par de asociaciones bancarias piden que los bancos españoles devuelvan las comisiones cobradas por transferencias a cuentas dedicadas a la ayuda humanitaria para desastres como, por ejemplo, el de Haití. Por flipante que resulte, hoy usted puede hacer una transferencia a la cuenta cero de Save the children, Médicos sin Fronteras o quien sea, pagando un 2,25% de comisión. Hasta cuando hace una donación a Save the bancos, se la cobran.Y ellos, más solidarios y guapos que nadie, van a perdonarla. Vale que han recibido dinero estatal para salir de la crisis mientras usted no. Vale que nunca han perdonado una comisión al ciudadano de a pie para echarle una manita, que la cosa está muy mal. Vale que sus ingresos “sólo” han crecido unos milloncetes de euros este año. Y aún así, apretándose el cinturón –cinturón de Cartier- los pobrecillos harán un esfuerzo.
Dicen los cachondos de la banca, reyes indiscutibles del humor, que por ellos vale, pero que es muy difícil identificar esas cuentas solidarias.
¿Pero no son las famosas cuentas cero?¿No están a nombre de la ONG que las abre? Calle usted, demagogo; seguro que esos de las ONG´s no escriben con letra clara y se lo ponen chungo al banco. Y luego, a saber en qué se lo gastan los muy viciosos, en viajes a sitios exóticos. Al menos, cuando se lo queda el banco ya sabemos dónde queda el dinero.
¿Y si no pueden identificar las cuentas, por qué a mí me cobran todos los meses los recibos? Por pura suerte. Seguro que si no tiene para pagarlos, no le pillan y no pasa nada.
En todo caso, cuando vea usted un Telemaratón solidario, ya sabe que el 2,25% por ciento de esa solidaridad será con su banco. Creo que sería más útil hacer una ONG tipo Apadrina un Banquero, y darle las comisiones a los insolventes.

Mi república bananera

enero 19, 2010

Después de un largo fin de semana toca abrir el blog y escribir sobre un personaje al que sigo desde hace años. Se trata de Santiago Niño Becerra y es, para que nos entendamos, otro de esos augureros apocalípticos que predijo en pleno boom inmobiliario lo que iba a pasar y nadie le hizo caso. Hace unos días le hicieron una entrevista en XLSemanal que podeis leer completa aquí. Si bien no dice nada que no hayamos comentado alguna vez, cierto es que me quedo con algunas anotaciones que explican con gran simplicidad el negro panorama bancario que se avecina:

Entrevistador. Pero dicen que nuestros bancos son de los más preparados del mundo para afrontar la crisis.

Santiago Niño Becerra. Le doy un dato: entre 2010 y 2012, bancos y cajas españoles tendrán que devolver 412.000 millones de euros. ¿Podrán? No. Es casi el 40 por ciento del PIB español.


E. ¿Y por qué tienen esas deudas acumuladas?

S.N.B. Porque la mitad de lo que las entidades financieras han dado estos últimos años en créditos hipotecarios lo pedían prestado fuera. Era tanto que en España no había suficiente.


E. Pero los bancos están saneados. No tienen subprime.

S.N.B. Eso es una falacia.


E. ¿Tienen?

S.N.B. No.


E. ¿Entonces? ¿Cuál es el problema?

S.N.B. Los bancos tienen un tomate de deuda. Hay un montón de gente a la que le han concedido créditos e hipotecas que van a perder el trabajo y no las van a poder pagar. ¿Qué hará la banca?


E. Soy todo oídos.

S.N.B. Pues desahuciarlos y deberían provisionar los impagos a pérdidas. De momento, están capeando el temporal porque las inmobiliarias morosas están pasando bloques enteros y urbanizaciones a los bancos. Los bancos las han contabilizado a valor de mercado, pero es ficticio.


E. Pero las casas están ahí.

S.N.B. Sí, pero sobrevaloradas. En Europa llaman a este fenómeno las spanish subprime. La banca española no ha mentido, pero hay que hilar muy fino entre mentir y no decir toda la verdad.

Lo de spanish subprime da verdadero miedo. Cada día está mas claro que lo nuestro es un castillo de naipes construido en el tejado de un campanario un día de viento. Empezamos el baile jugando a las fusiones, lo cual demuestra la sinvergonzonería y el mamoneo que ha habido en los últimos años. Cuando empiecen los verdaderos tortazos el show será espectacular. Lo mejor de todo es que todos los gañanes y chupatintas que crearon en su momento este panorama saldrán inmunes y con los bolsillos llenos. Bienvenidos a la república bananera de España.

El hundimiento del sector inmobiliario

diciembre 30, 2009

Por mucho que a algunos les cueste asumir que el fin de la crisis está lejos, los datos no dejan lugar a dudas. Como ejemplo un botón: el sector inmobiliario, uno de los orígenes de la misma.
Si nos fijamos en las estadísticas de las hipotecas concedidas en España podemos comprobar como las mismas llevan 28 meses a la baja. En octubre cayó un 18% con respecto al mismo mes del año anterior y un 16% con respecto a noviembre del mismo año. Traducido, en España sobran casas y sus precios siguen siendo desorbitados.
Se piensan bancos, cajas y ladrilleros que con promociones tipo Carrefour se van a quitar las casas de encima: primer año de hipoteca gratis, colegio privado para los niños y hasta un coche de regalo. Lo intentan todo pero casi nada cuela. Cada día son menos los inconscientes que deciden acceder al mercado de la vivienda. Es lógico, la burbuja ha estallado en la cara de todos. Lo sensato es no comprar y seguir esperando. Algún día bancos y cajas tendrán que asumir sus tremendas pérdidas y solo entonces el precio de las casas volverá a ser “real”. Será entonces cuando la verdadera crisis destrozará, literalmente, el sistema financiero español y volveremos al momento cero.
Mientras tanto seguiremos con un poco de maquillaje por aquí y otro por allá para tener a la gente adormecida y que no proteste. Eso sí, que no falten condones para África.

Los pepitos nunca mueren

junio 10, 2009

En alguna ocasión he hablado sobre las emocionantes historias hipotecarias de los pepitos y las pepitas. Estos, individuos que compraron una casa en los últimos 3-4 años, se empeñan en convencer al resto del mundo de que su actuación fue la correcta e intentan demostrar a toda costa que: 1) La vivienda nunca baja, y 2) Alquilar es tirar el dinero. He aquí un listado extraído de burbuja.info con sus principales argumentos:

“Los pisos nunca bajan”
“El gobierno nos asegura los 100.000 euros”
“Los bares y comercios estan llenos”
“Alquilar es tirar el dinero”
“A mi me da igual, lo he comprado para vivir”
“Venderse todo se vende”
“Esta zona va pa arriba.”
“Si no te metes ahora en un piso luego no podrás.”
“Nadie es tan tonto de vender por menos de lo que le ha costado.”
“Al principio cuesta, pero luego no se nota.”
“Le he ganado X kilos a mi casa”
“Si no puedes pagar no pasa nada, que se quede el piso el banco.”
“Los pisos bajarán en otros países, pero es España es imposible.”
“El euribor no puede subir, el gobierno no lo permitirá / Europa está hipotecada.”
“Los pisos no pueden bajar, el gobierno no lo permitiría.”
“Comprar vivienda es siempre una inversión.”
“Compro una vivienda y así se la dejo a mis hijos.”
“Si mi vecino vende su piso por ‘x’, yo no voy a ser menos.”
“Compro piso, lo alquilo y así me pagan la hipoteca.”
“Siempre puedo refinanciar. “
“Yo nunca venderé por menos de lo que me costó. “
“Si no puedo pagar, que se quede el piso el Banco, y en paz.”
“Desde el momento que firmas (la hipoteca) ya tienes algo en propiedad”
“Si te echan del trabajo, por lo menos te queda el piso!”
“Ya sacarán alguna Ley para que la vivienda no baje.”
“A mi el euribor ese no me afecta ; compré antes de que subiera.”
“El banco me dijo que el euribor siempre baja con el euro, y mi cuota siempre ha bajado”
“De aqui a 30 años ya tendré un buen patrimonio.”
“Si el piso es tuyo siempre lo puedes decorar a tu gusto. Y meterte a obras.·
“La vivienda en España todavía está más barata que en el resto de Europa, así que hay margen de subida.·
“Como en España no se vive en ningún sitio”
“Una subida de 1% del tipo de interés es igual a una subida del 1% en la cuota.”
“Si refinancio la hipoteca al doble de años, la cuota se me queda entonces a la mitad.”
“Con lo que vayan subiendo los sueldos se compensa la subida de la hipoteca.”
“La culpa es del precio del suelo, que está carísimo.”
“¡¡Mi piso se ha revalorizado la hostia!!! Tú ya no podrías ni comprar mi piso.”
“Ufff, como voy a fardar en el LIDL con mi piso de 63 millones y el BMW nuevo.”
“Resiste, aguanta como sea, aunque nadie quiera comprar el piso, no bajes el precio!”
“El piso es de los dos”
“Si explota la supuesta burbuja… todo el mundo querra volver a comprar y otra vez subira.”
“Los burbujistas son una panda de vagos y de perdedores que no tienen “nada en la vida”.
“Lleváis diciendo que la vivienda va a bajar desde 2001 y mira, la vivienda nunca baja.”

Sin comentarios…

Ladrones al descubierto

mayo 23, 2009


Dado que esto de la crisis no nos está gustando ni un pelo sería buena idea hacer pagar a sus culpables indirectos. Digo indirectos porque los verdaderos culpables, los políticos, saldrán de rositas y por mucho que nos quejemos no les va a pasar nada. Sin embargo, sí podemos hacer que todos esos especuladores chupóteros paguen por su arrogancia. En este numeroso grupo destacan dos estereotipos: los banqueros y los ladrilleros.

Hacer pagar a los banqueros es fácil. Basta con dejar de suministrarles dinero público. Si están arruinados que se jodan. No tenemos que pagar con nuestros impuestos sus nefastas gestiones. Si el sistema se viene abajo, que se venga. Ya vendrán otros a levantarlo. Sería interesante también que el Estado los auditase a todos. Ya se ha visto con CCM que el nivel de mamoneo por parte de los directivos bancarios puede rozar la vergüenza ajena. Los culpables a la cárcel, sin piedad. Y que paguen, por supuesto. Si no tienen dinero que les vendan sus chalets y sus coches de lujo, pero que paguen la que han montado.

En cuanto a los ladrilleros, el tema se complica. Constructores, promotores e intermediarios han estado lucrándose durante la burbuja inmobiliaria. Ahora sus empresas quiebran, sus trabajadores van a la calle y sus casas invendibles se quedan adornando el paisaje español cual toro de Osborne. Sin embargo, a pesar de que la gran mayoría se convirtieron en emprendedores sin tener ni la mas remota idea de economía, sí que supieron lucrarse y esconder billetes de 500 euros hasta debajo de las piedras. Oficialmente no tienen ni un duro pero la realidad demuestra que están forrados. El problema es que no pueden utilizar sus billetes gigantes porque se les pillaría. ¿Solución? Le cambiamos el color. Dado que no piensan utilizar ese dinero que tienen guardado y que tan bien le vendría al sistema económico, obligémosle.

Si se cambiase el color de los billetes de 500 euros de la noche a la mañana estas personas sólo tendrían dos opciones: gastarlos, con lo que conseguiríamos aumentar el consumo; o ir al banco a cambiarlos. De una forma u otra se conseguiría reactivar mínimamente la economía. El que no opte ni por una opción ni por la otra es que algo esconde. En ese caso su fortuna desaparecería y pagarían por la estafa que han llevado a cabo.

Ya está bien de ladrones en este país. Si no se adoptan medidas radicales de este tipo jamás llegaremos a ninguna parte, simplemente, seguiremos siendo Egspañistán.